Blogia
Jules Uijttewaal

Imaginario

Hay millones de fotografias en las que nunca pasa nada.

 

De nada.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

15 comentarios

Microalgo -

¿Y por qué seguiré yo pasándome por acá?

Microalgo -

Y uno entra en el templo que lleva mil años abandonado, y sus pies hollan las baldosas perfectas que llevan diez siglos sin recibir el peso de un humano. Apenas una leve pátina de polvo las cubre. Uno pregunta si sus moradores murieron o si simplemente se fueron, y no encuentra pistas porque no sabe leer la extraña escritura que cubre las paredes.

Es que no tienen ni un sólo acento, y uno no se orienta con ellas.

Se siente uno raro, aquí.

Microalgo -

Pues parece que sí. Una pena. Hay tan poco talento por ahí, que uno lamenta perder un sitio donde rebosa.

En fin, piropo lanzado al espacio exterior.

Abrazotes.

Microalgo -

¿Soy el único que se sigue asomando por acá?

¿Oiga?

Eco-éco-éco-éco...

Microalgo -

Eo.

¿Está Usted vivo, Maese Wijttewal?

Dé dos golpes para "sí" y uno para "no".

Microalgo -

¿Pasará por acá Maese Jules de vez en cuando?

Si es así, aprovecho para felicitarle el año nuevo, así como a todos los extraños que aún se asoman a un blog telarañado.

Microalgo -

Y dale, y venga ¿Y una vez? Y oootraaaa ¿y otra vez? Y ooootra máááás...

Le echamos de menos un montonazo ASÍN de grande, maese Jules.

Microalgo -

Hablaba en sentido metafórico, Niha.

Y como ve, sigo asomándome. Porsi aca. Soy un pesado.

Niha -

Es que ya ha pasado...

Microalgo -

Y éste, lo mismo. Sigo entrando por acá por si un día es el de Reyes.

Microalgo -

Este es un comentario rutinario para recordarle que lo echamos de menos. Tampoco haga Usted mucho caso, es que a veces me da la cosa.

Microalgo -

Pero, ¿Está Usted vivo, Maese Jules?

Dé dos golpes si no y sólo uno si sí...

Microalgo -

Lo echamos mucho de menos, Jules.

Microalgo -

Y bueno. Las mías están llenas de fantasmas.

Casi todas las fotos que miramos, especialmente si nuestra cara está en ellas, son fotos de fantasmas (Antonio Muñoz Molina: Las apariencias).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres